El alcalde de Río Negro, Carlos Schwalm Urzúa, rindió su cuenta pública del 2012

ante el Concejo y la comunidad, en un masivo encuentro desarrollado en los salones de la Escuela Rural de la villa de Riachuelo.

En su discurso, detalló los avances conseguidos en el período, tanto en la dotación del agua potable con pozos profundos a las comunidades rurales, como en obras de infraestructura donde resalta el notorio mejoramiento del acceso a la ciudad.

Calificó el 2012 como “un buen año por la oferta laboral gracias a la creciente cantidad de proyectos ejecutados y en ejecución”.

El alcalde rionegrino también destacó la construcción del alcantarillado para las poblaciones El Trébol y Ramírez, el macro proyecto de la planta de aguas servidas para Riachuelo, el acceso asfaltado hacia el cementerio Chapaco y el mejoramiento de los camposantos municipales, por mencionar sólo algunas de las obras.

Insistió en resaltar el logro del agua potable rural donde lo más reciente fue la aprobación de la red Millantúe, proyecto que tendrá 34 kilómetros de extensión y que acaba de iniciarse, que significará dar el agua a 200 familias de Huellelhue y Putrihue con una inversión de 600 millones de pesos de la Subdere.

Luego de la cuenta pública, Carlos Schwalm, se refirió al momento que viven los habitantes de Río Negro

 

La ceremonia en Riachuelo también consideró una muestra audiovisual que resumió el quehacer del municipio en 2012.