FIESTA DEL HUEVO AZUL CONOCIO SU OCTAVA EDICION EN RIACHUELO

Las comunidades indígenas pertenecientes al Cacicado de Riachuelo en la comuna de Río Negro, - cuyo lonco es Anselmo Antiléf -, continúan preocupadas en preservar la gallina originaria que está en vías de extinción.

PROTECCION

Y como una forma de llamar la atención del país sobre la protección de la biodiversidad, con apoyo municipal e Indap crearon hace ocho años la Fiesta del Huevo Azul en Río Negro, que se reeditó este sábado 9 de febrero en el Parque Botánico de la Villa de Riachuelo. Oportunidad que, en la paila más grande del mundo, se cocinarán casi 4 mil huevos azules de una vez. Al respecto el coordinador del Programa de Desarrollo Territorial Indígena rionegrino, médico veterinario Jaime Ortíz, ha señalado que “el ave ha perdido su hábitat natural que las lleva inexorablemente a extinguirse y en su rescate estamos trabajando”, aseguró.

COMIDAS TIPICAS

La fiesta multitudinaria consideró una variedad de comidas típicas, asados de chivo, cordero y cerdo, variedad de empanadas, jugos naturales y la cerveza artesanal. Se cocinó una nueva receta con pertenencia huilliche, donde los huevos azules se combinaron con la carne de cerdo ahumada y queso. El evento gastronómico fue supervisado por chefs de la Universidad Tecnológica INACAP, quienes con un grupo de alumnos y las ñañas, frieron los óvulos. La gran paila municipal midió 3 metros de diámetro estabilizada con sus firmes soportes de 2,5 metros, y según informaron profesionales de la Dirección de Desarrollo Económico Local e Indap, fue necesario contar con a lo menos 25 litros de aceite, 25 kilos de cebolla picada, entre otros aderezos, todo cocinado a fuego lento activado con 15 sacos de carbón.