CON LA PRESENCIA DEL SUBSECRETARIO DEL DEPORTE FUERON INAUGURADAS LAS OBRAS DEL NUEVO CAMPO DEPORTIVO DE RIACHUELO

La inversión superó los 256 millones de pesos aportados por el IND y la municipalidad

Con la satisfacción de comprobar la obra terminada del cambio de estándar de su campo deportivo, - de pasto natural a sintético -, los riachuelinos acudieron felices este jueves 26 de agosto a la ceremonia oficial de entrega de esos trabajos.

AUTORIDADES

Encuentro que contó con la asistencia del Subsecretario del Deporte Andrés Otero, Delegado Presidencial de la Región de Los Lagos Carlos Geisse, Alcalde de Río Negro Sebastián Cruzat,concejales Mónica Villarroel, Julia Moreira, Jéssica Vidal y Jorge Antiléf,  Delegado Presidencial de la Provincia de Osorno Mario Bello, Director Regional del Instituto Nacional de Deportes (IND) Matías Bahamonde, diputados Harry Jürgensen y Javier Hernández, dirigentes  de las distintas instituciones riachuelinas y vecinos. Cada uno de los 14 clubes que funcionan en la acogedora Villa de Riachuelo fueron representados en el centro del recinto, adhiriendo de este modo al acontecimiento. Proyecto municipal que comprometió en 2019 el IND luego de observar la imperiosa necesidad del mejoramiento de la antigua cancha de fútbol y el entusiasmo de los riachuelinos por la práctica de su deporte favorito que es el fútbol. Avalado todo esto por sus dirigentes Luis Silva, Presidente de la Liga, y  su directorio,  y Ricardo Barría, Presidente de la Junta de Vecinos y su directorio, quienes compartieron el trabajo de formular la iniciativa con los profesionales de la Secretaría de Planificación Comunal (Secplac) oficina que dirige la ingeniera civil en obras civiles Camila Martínez. Conforme a los datos proporcionados por el Inspector Técnico de la Obra (ITO) arquitecto Luis Soto, el monto original del proyecto fue de $246.104.674 aportado por el IND, a lo que se sumaron otros $10.600.000 de la municipalidad rionegrina por aumento de obras, para un global de $256.704.674. La superficie intervenida fue de 8.250 metros cuadrados. El proyecto fue ejecutado por la empresa contratista de Javier Lauriani y diseñado por el arquitecto Enrique Cañoles, siendo formulado por su colega la ingeniera Paulina Rosas.